bonolotohistoricos

  La BonoLoto nació en el año 1988, como una  modalidad mas de la Lotería Primitiva.

La idea era ofrecer un juego que se pudiese jugar a diario y cuyo precio por apuesta fuese inferior al de la Primitiva. Desde el 28 de febrero de 1998, la ‘hermana pequeña’ de La Primitiva reparte premios todos los dias.

 

 

 

 

Historia:

Corría el año 1763 cuando el Rey Carlos III instauró la llamada ‘Lotería Real’. El beneficio social que aportaba dicha lotería fue uno de los baluartes en su nacimiento; así en el Real Decreto de 30 de septiembre de 1763, que inauguró nuestra lotto, el monarca señalaba que “(…) he tenido por oportuno, y conveniente establecer en Madrid una Lotería…para que se convierta en beneficio de Hospitales, Hospicios y otras Obras Pías y públicas, en que se consumen anualmente muchos caudales de mi Real Erario”.

El juego era una especie de Lotería Primitiva en la que había que escoger cuantos números se quisiera del 1 al 90 (había distintas posibilidades); en las extracciones, un niño con los ojos vendados sacaba 5 bolas de una bolsa que contenía 90 bolas. El primer sorteo de Lotería se celebró en la Plaza de San Ildefonso, donde se ubicó la sede de Loterías.

Tuvo que pasar casi medio siglo para que llegara nuestra Lotería Nacional. Fue en 1811, en Cádiz, cuando se aprueba su creación. Sin embargo, el 4 de marzo de 1812 fue la fecha marcada en la historia del nacimiento de la Lotería Nacional, ya que corresponde al día en el que se celebró el primer sorteo de su historia. Los billetes se fraccionaron en cuartos – en lugar de en décimos –, cada uno de los cuales tenía un importe de diez reales. La antigua Lotería Real pasó a llamarse en ese momento Lotería Primitiva Nacional.

1812 es un año de cambios, no sólo nace nuestra Lotería Nacional (cuyo bicentenario se celebra en 2012) sino que es el año de la promulgación de la Constitución española de 1812, popularmente conocida como ‘La Pepa’. El 19 de marzo de 1812 las Cortes Generales promulgan dicha carta magna, que se convierte en la primera Constitución promulgada en nuestro país, y en una de las más liberales del mundo.

Pocos años después, en 1818 se organiza un sorteo especial coincidiendo con la Navidad. Puede considerarse como el origen del Sorteo Extraordinario de Navidad. Aunque no sería hasta 1839 cuando el popular sorteo navideño comienza a celebrarse regularmente; y habría que esperar hasta 1897 para que el sorteo de Navidad recibiera oficialmente dicho nombre. En la década de 1880 aparece otro de los sorteos emblemáticos: el sorteo de El Niño.

Casi cien años de historia después de la aparición de la Lotería Primitiva, ésta desaparece en el año 1862. Para llenar el hueco dejado por dicho juego, se decide aumentar el número de sorteos mensuales de Lotería Nacional. Por entonces, la sede de Loterías se encontraba, alrededor del año 1877, en la Fábrica Nacional de la Moneda, situada entre las madrileñas calles de Goya, Serrano, Jorge Juan y la plaza de Colón.

Fue el siglo XX el que trajo mayores novedades a la historia de las Loterías. Así en 1924, nace uno de los sorteos especial más emblemáticos, el sorteo de la Cruz Roja, que se mantiene hasta nuestros días. En 1932 la sede de Loterías se trasladó a la calle Montalbán de la capital.

En 1946 nace uno de los juegos más populares de Loterías, La Quiniela. En la primera temporada se pronosticaban los resultados en goles. A partir de la temporada siguiente se introdujo el formato 1X2 para realizar los pronósticos. En 1963 la sede de Loterías se traslada a la calle de Guzmán el Bueno.

En 1985 llegó la nueva Lotería Primitiva, o simplemente, La Primitiva. Unos años después, en 1988, se celebra el primer sorteo de BonoLoto. Y en 1993 llega El Gordo de la Primitiva. Las novedades continuarían en el siglo XXI, con la llegada de nuevos juegos como la loto europea Euromillones (2004) en la que participan España; las apuestas hípicas Lototurf y Quíntuple Plus (2005); y la apuesta deportiva de El Quinigol (2005), que se parece mucho a la primera Quiniela de la historia, ya que se pronostican los goles.